viernes, junio 25, 2021

Feminas

A pesar de la mala prensa que se ha cebado con la izquierda, sus mujeres, repartidas en el espectro político representado sobre todo por el PSOE y Unidas Podemos, han sabido estar a la altura ética y moral que exige la sociedad española

“Féminas” ha sido el título con el que he bautizado mi exposición fotográfica en el Puerto de la Cruz durante el mes de mayo. A pesar de que cuando entonces tomé aquellas fotos la dictadura seguía su curso,  nunca imaginé la tendencia política de las fotografiadas porque, entre otras cosas, sólo me interesaban como personas, independientemente de sus supuestas distintas ideologías políticas que todas ellas se reservaron con la exquisita prudencia de la que hicieron gala las mujeres en general hasta la llegada de las primeras elecciones democráticas en España.

Hoy, sin embargo, en plena democracia, aquellas bellas jóvenes que en su día retraté, mantienen  muy clara su tendencia ideológica sin ningún rubor y que yo continúo sin conocer, porque, entre otras cosas, respeto mucho las decisiones personales tomadas en tal sentido a lo largo de los años vividos desde la muerte del dictador.

Otra cosa bien distinta es el análisis que podamos hacer de aquellas otras féminas que irrumpieron modestamente en la política española para tratar de participar activamente de ella con muy distintos resultados, dependiendo siempre de la ideología política que eligieron para su debut democrático en el seno de los distintos partidos en los que militaron para mayor gloria de la democracia de nuestro país.

En tal sentido, se podría afirmar que el peor resultado ético, siempre desde el punto de vista democrático en estos casos, llevado a cabo por mujeres, ha correspondido a aquellas que por su especial condición ideológica han formado parte de los llamados partidos de derechas entre los que se encuentran el Partido Popular y Vox, concretamente.

Dolores de Cospedal, por ejemplo, ha sido recientemente imputada por su supuesta participación en la delicada trama Kitchen, pero mucho antes de eso y por otros supuestos delitos lo hicieron Esperanza Aguirre y, algo más tarde, por muy distintos motivos, también lo fue Cristina Cifuentes. Cayetana Álvarez de Toledo, marquesa de Casa Fuerte, fue relegada de su cargo por su marcada incompetencia formal en relación a las tesis políticas planteadas por su propio partido. La actual presidenta de Madrid por el Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso, también ha sido muy cuestionada en los medios de comunicación por su incapacidad de gestión en la capital de España durante la crisis pandémica sufrida en nuestro país en los últimos meses.

Por último, cabe citar por su arrogancia política a la presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, bañada siempre de luna trágica, con su violento verbo como insultantes pitones que de pronto te acorralan contra las tablas del hemiciclo para cornearte a placer hasta que, a duras penas, logras alcanzar el burladero que conduce a tu bancada para poder sacudirte el polvo que deposita siempre la derecha rancia de toda la vida sobre tus honestos hombros, desprovistos de la maldad atávica que todavía, por desgracia, conserva el franquismo más recalcitrante de una gran parte de nuestra sociedad actual.

Sin embargo y a pesar de la mala prensa que se ha cebado en especial con la izquierda de este país, sus mujeres, repartidas en el espectro político representado sobre todo por el PSOE y Unidas Podemos, han sabido estar a la altura ética y moral que exige la sociedad española en general respecto de sus decisiones políticas, en la mayoría de los casos acertadas, con las que han defendido, entre otras cosas, los derechos y libertades a las que aspiran la mayoría de féminas, ajenas, la mayoría de ellas, a los beneficios que, supuestamente, otorga el poder que ejercen en el seno del propio gobierno al que pertenecen así como en los distintos puestos de responsabilidad y relevancia de sus respectivos partidos.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

Artículo anteriorCanariedad
Artículo siguienteÉtica del cuidado
RELATED ARTICLES
- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Charlatanes Científicos

Mal empezamos

Cruz Roja en 2020

El colchón