viernes, junio 25, 2021
InicioEL CALEIDOSCOPIOFaraonas y emperadoras

Faraonas y emperadoras

Mientras, como decía ayer, media España continúa sentada sobre el borde de su propia ignorancia política, la otra media llora en silencio el tormento sufrido por Roci Hito, hija del que fuera en su día emperador del boxeo, Pedro Carrasco y de la emperadora de la canción española, Rocío Jurado. Las pantallas de los televisores se empañan de tanta emoción contenida mientras la hija de los emperadores españoles de los últimos años desgrana, entre sollozos contenidos y sin ningún rubor, lo que a nadie debería de importarle, pese a la gravedad que puedan suponer los hechos que relata, ayudada por un pinganillo invisible que se oculta bajo su media melena y junto a la oreja más bella de las dos que tiene, como casi todo el mundo.

A su vez, la Guardia Civil de media España lustra impasible y cada día sus acharolados rígidos tricornios, sin prestar la menor atención al silencio que hasta la fecha y sobre el particular guarda el que fuera también miembro de la Benemérita y marido de Roci Hito, Damélculo Flores; perdón, quise decir David Flores.

*Nota: Damélculo fue un notable compositor mejicano del que se dice que también fue, supuestamente, el mejor arreglista de las melodías interpretadas por la tristemente fallecida, Rocío Jurado. Pero hay que pronunciarlo correctamente, acentuando bien la “e”, para que no se preste a confusión ni tampoco herir susceptibilidades.

De manera que en España, y sobre todo en el Sur, entre faraonas y Lolitas y emperadoras y Roci Hitos, no ganamos para amargos desencantos entre artísticos familiares del cante aparentemente jondo, si se tiene en cuenta, sobre todo, el dramatismo tortuoso que envuelve hoy a la canción española en general y a sus propios intérpretes.

Hace unos días, la Guardia Civil a la que yo me refería y que tantas ampollas levantó entre algunos, no es, ni mucho menos, la Guardia Civil de hoy. Es aquella otra silueteada en negro contra el horizonte manchego o andaluz que representaba la estampa más tradicional de la autoridad rupestre española que desde que muriera Lorca casi no se había vuelto a repetir a excepción del momento de la última captura del entonces delincuente conocido como El Lute.

Pero por si fuera poco, existe una nueva Rociito. Una Rociito sin hache intercalada porque no es hija directa de emperadores, sino del Guardia Civil lorquiano David Flores y Roci Hito, la hija de la más grande. Esta joven Rociito todavía no ha hecho su aparición estelar en la escena mediática que se espera, pese al deseo de su propia madre en querer abrazarle de una vez para siempre.

Y en eso estamos.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

(*)Licencia literaria jocosa del autor. Tal compositor no existe, pero se trata de una excusa para expresar lo que envuelve a todo este reality show. De manera que el compositor es un personaje de ficción.

Artículo anteriorRepúblicas
Artículo siguienteCaminos para transitar
RELATED ARTICLES
- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Charlatanes Científicos

Mal empezamos

Cruz Roja en 2020

El colchón