Periodistas y gorilas

Si hubiera sido un Gobierno de la derecha ya hubieran crucificado a sus líderes

Los periodistas dimos el callo en la bendita Transición. También durante las tristes jornadas que precedieron y que siguieron al 23 F. Ahora, en este nuevo episodio nacional, esta vez sanitario, la profesión ha tirado por los suelos su buena fama. Los gorilas y las gorilas de Pedro Sánchez que pululan por las dos únicas corporaciones de televisión en abierto que existen en España con entidad (Atresmedia y Mediaset) han sido generosamente comprados por el Gobierno de Sánchez y de sus socios comunistas. 15 millones de euros de nuestros impuestos han ido a parar al grupo de Planeta y al de Berlusconi, que aquí en España dirige el consejero delegado Paolo Vasile. También algunos digitales filocomunistas han recibido prebendas. E incluso periódicos de papel. La parcialidad de estos citados grupos, que controlan varios canales de televisión, en abierto y en las plataformas, se hace manifiesta, apoyando a un Gobierno de auténticos imbéciles y de analfabetos funcionales. Un Gobierno que ha convertido el país en un caos sanitario y que cuando pase lo sanitario será incapaz de devolverle la estabilidad económica. Lo saben en toda Europa. Ursula Von der Leyen tiene calado a Sánchez y no digamos la Merkel, que lo detesta. Ya han visto, además, los desplantes que le hacen Trump y otros líderes mundiales cuando se ven (es un decir) en los foros económicos o en Bruselas. Sánchez es un mindundi y eso todo el mundo lo sabe, un fatuo figurín sin dos dedos de frente, con una verborrea que cada vez se acerca más a la de Castro o a la de Maduro. Si hubiera sido un Gobierno de la derecha el que gestiona la crisis sanitaria o el que  compra a las televisiones y a sus gorilas ya hubieran crucificado a sus líderes. Pero es la honrada izquierda la que gobierna. La de la manifestación feminista, la de los EREs de Andalucía, la del trapicheo con test, guantes y mascarillas cuando la gente se muere a miles. ¿Han escuchado al ex ministro del Interior José Luis Corcuera en redes y televisiones? Les animo a que lo hagan. Verán la diferencia entre un hombre con dos dedos de frente y unos canchanchanes cínicos, sin pies ni cabeza. Mas no teman: los periodistas serán siempre periodistas; y los de mentira, gorilas al servicio del dinero y el poder. Hay que saber distinguir. Y queda mucho, pero mucho que contar.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.