Puñalada socialista

El gobierno social comunista pillado en Bruselas

Hace unos días, el gobierno español con su presidente socialista a la cabeza, envió a la Comisión Europea un documento con nombre muy rimbombante denominado “Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia”.  Vayan preparando la vaselina.

Su página 341 dice textualmente: “se incluye la paulatina desaparición de la reducción por tributación conjunta mediante el establecimiento de un régimen transitorio, debido a que genera un desincentivo a la participación laboral del segundo perceptor de renta (principalmente mujeres)«.

Parece que los estacazos de la Agencia Tributaria, cuando está en manos de los que nos gobiernan ahora, son siempre de los que marcan época y precisamente ahora cuando estamos en peor situación económica.

Este gobierno social comunista nos pretende vender la moto con el latiguillo “principalmente mujeres”. Este subterfugio inclusivo no cuela, lo que si nos van a colar es un fuerte golpe al bolsillo. Distraen al personal con historias republicanas, memorias histéricas, caza fascistas y demás etiquetas mientras nos meten la mano en el bolsillo.

Conozco muchas parejas, demasiadas, en las que sólo trabaja uno de sus miembros y, curiosamente, son ellas las que no han perdido su trabajo. Están sosteniendo su hogar. Maridos que trabajaban en la hostelería, aeropuertos, puertos, etc., que han visto destruido su trabajo por el puto virus y que difícilmente encontrarán trabajo por ser muy mayores.

Ahora pretenden perpetrar una golfería política. Eliminar la reducción por tributación conjunta equivale a una subida de impuestos para más de dos millones de familias, un golpe al bolsillo de unos mil y pico euros al año.

Como los trancaron con las manos en la masa, la ministra del ramo ha procedido a contener su placentero y supuestamente inclusivo estacazo tributario. Entiendo y comprendo que hay votantes convencidos que seguirán metiendo el circulo morado o el puño y la rosa en una urna. Todos aspiramos a tener un buen chalé.-Confucio.