martes, septiembre 21, 2021
InicioEL RINCÓN DE CONFUCIOEuropa: ¿Cuántos más?

Europa: ¿Cuántos más?

La percepción sobre la avalancha migratoria que tiene un ciudadano europeo normal y corriente –con preocupaciones y miedos por la situación sanitaria y económica que sufrimos– probablemente sea de indiferencia. Mientras los muertos no lleguen a territorio continental no saltarán las alarmas.

Ante la llegada de miles de personas en condiciones lamentables, en el mejor de los casos, sorprende la frialdad con la que la población del viejo continente recibe estas noticias, incluida la península y ofende la falta de conciencia de las instituciones para frenar el tráfico de personas.

Embarcación del Servicio Marítimo de la Guardia Civil en auxilio de un cayuco./SEMAR.

Nos preocupamos de la súper liga, de las confesiones de alguna señora sobre su ex, del marujeo salvador o las barrabasadas de algún cantante sobre el virus. Los políticos peninsulares están empeñados en repartir carnés de fascistas o demócratas mirándose el ombligo a ver si la pelusilla es roja o azul.

Siento vergüenza y rabia al ver que Europa, esa gran señora del manto estampado de estrellas…cada día más estrellado, después de más de dos décadas de muerte y barbarie en las aguas atlánticas y mediterráneas aún no haya encontrado una solución para África y su gente.

La cuna de la cultura occidental ya miró hacia otro lado cuando entre los siglos XVI y XIX fueron enviados a América más de doce millones de africanos. Eran los esclavos que, hacinados en barcos negreros, levantaron lo que han dado en llamar la “cuna de la democracia”.

¿A quién interesa que estos seres humanos vengan en las condiciones que lo hacen? ¿Quién se está lucrando con el tráfico de personas? Y lo más grave: ¿Por qué no se le ha buscado solución?

Foto de @salvamentogob.

Según el CEAR, el pasado año hubo cientos de muertos en nuestras aguas. El primer mundo es responsable de no aplicar las medidas correctoras necesarias para evitar esta tragedia que está tiñendo nuestro mar.

No entiendo dónde está la ONU, la UE y todos esos organismos tan rimbombantes que entornan sus ojos para no ver que hay personas intentando subsistir. Es sorprendente como se rasgan las vestiduras por chorradas cuando hay cientos de personas muriendo en el mar en busca de un futuro.

De lo único que se preocupan es de catalogar a los territorios receptores como racistas o xenófobos. Alzan sus voces porque a una señora, un machista turco la sentó en un sillón. En España se preocupan por unas cartas que jamás deberían haber pasado los filtros. Joder, ¿Cuántos muertos hacen falta para que miren al sur?

Mientras tanto Salvamento Marítimo, Guardia Civil, Cruz Roja, Policía Nacional, Servicios de Urgencias Sanitarios y ayuntamientos receptores están batiéndose el cobre para paliar esta situación vergonzosa para una Unión Europea que está resultando ser un fiasco.-Confucio.

Artículo anteriorDía Mundial Cruz Roja
Artículo siguienteDía del Trabajo
RELATED ARTICLES

Prensa Online

El cielo y el infierno

Extrema derecha

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Prensa Online

El cielo y el infierno

Extrema derecha

La Palma