miércoles, noviembre 30, 2022
InicioEL RINCÓN DE CONFUCIOEl odio de los idiotas

El odio de los idiotas

Lo peor de un idiota es que lo sea y no se dé cuenta

Me dan lástima los idiotas que pululan por las Redes Sociales. Me los imagino sufriendo una erección cuando cuelgan en sus cuentas los “retuites” y sus ocurrencias sectarias. Feisbuqueros de medio pelo que se recrean en las excrecencias de sus amados líderes…en fin, lo que sale de cualquier lugar donde la espalda pierde su casto nombre.

Me dan lástima los idiotas en general, de hecho, me miro al espejo y me doy lástima; todos esos que aplauden con sus voluminosas papadas o que palmean en sus calvicies incipientes para que se oigan las ocurrencias de sus medios de referencia. Da miedo la vulgaridad en la que se han instalado algunos. Son incapaces de discernir entre lo que está bien y lo que no.

Me dan lástima esos idiotas que son incapaces de criticar nada que no sea lo contrario a su doctrina. Periodistas, locutores, humoristas… aunque de vez en cuando hacen algún guiño, se ceban en las chorradas que dicen famosos, políticos, artistas de ideología contraria a la suya. ¿Qué demuestran con eso? Simplemente que son sectarios y culichichis,  porque las boberías las dicen todos.

Yo creo que todos los cuñados son sectarios, siempre piensan distinto a nosotros y encima son unos pesados que pretenden tener la razón en que la tierra es plana, las vacunas tienen un imán, que el hombre no ha pisado la Luna. Si hablamos de las cuñadas es para mear y no echar gota…que intenten convencerte que su Sanchidad es hermoso o que su Majestad es un buen partido sólo consiguen que la dosis de antiácido que debo tomar se multiplique por dos.

Yo, aprovechando la coyuntura, me puse un sombrero de monte hecho con hojas de palma…¡Ay!, que se lo lleva el agua de la tormenta… se va yendo poco a poco y no me queda nada. Bueno, siempre me queda el Twitter para hacer el idiota colgando mis ocurrencias, mis odios y las imbecilidades que se me ocurran, eso sí…las de los de enfrente que para eso estamos en España y los míos son intocables.

Ahora vienen todo rasgándose las vestiduras porque “una melones” fascista ha ganado unas elecciones, no es para menos y en eso están atinados. Oigo a pocos hablar y pronunciarse sobre lo que ha hecho mal la izquierda para que el populacho vote por una opción tan totalitaria. Ahora viene lo mejor… ¿Ganar unas elecciones da derecho a hacer lo que te sale de los talones? Considero que no, ni en este caso y ni en el de los bolivarianos. Pobre Europa, están surgiendo nuevos líderes que deberían de hacer saltar las alarmas…con bigote o sin bigote un totalitario es lo que es, por muy buenos melones que tenga.–Confucio.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES