miércoles, enero 19, 2022
InicioEL CALEIDOSCOPIOParaíso Terrenal

Paraíso Terrenal

Para estar en la Gloria no es necesario salir del Paraíso Terrenal. En él, muchas veces, yo mismo me he sentido como en la Gloria porque la felicidad que me embargaba en aquel momento sólo se trataba de un sentimiento muy particular que puede darse en cualquier punto de ese Paraíso Terrenal que nos circunda, ajeno y a pesar de pandemias, guerras, feroces dictaduras, calamidades de tipo atmosférico y/o climático, etc., etc.

En realidad, el Paraíso Terrenal es todo aquello que forma parte del globo terráqueo: mares, cordilleras, valles, bosques, desiertos, etc., y en cada uno de esos distintos lugares, cualquiera puede sentirse en la Gloria si se dan las condiciones particulares para que podamos disfrutar de ella libremente.

¿Quién no ha estado en la Gloria por lo menos una vez?

Yo puedo  presumir de haberme encontrado en esa situación sublime muchas veces y en distintas latitudes de lo que es el ya mencionado Paraíso Terrenal, pero ninguna como las vividas en ese lugar tan recóndito del llamado Jardín de las Hespérides y donde me he sentido tantas veces feliz bañado por la luz del Atlántico en una humilde playita solitaria del litoral tinerfeño de Canarias.

Cantaban algunos que para subir al cielo se necesitaba una escalera larga para alcanzar la felicidad, pero no es estrictamente necesario llegar a ese extremo porque la Gloria que muchos preconizamos se encuentra entre todos nosotros, sin necesidad de tantos alardes como no sean los de nuestro propio espíritu, necesitado casi siempre en disfrutar de ella.

De manera que no es necesario morir para gozar de aquello que nuestra religión siempre nos vendió como sublime. Aquí, en el Paraiso Terrenal y concretamente en el Jardín de las Herpérides, podemos ser igual de felices aunque sólo sea por un tiempo limitado condicionado por la avanzada edad; a no ser que comamos cualquiera de sus manzanas de oro que garantizan la inmortalidad.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

Artículo anteriorDentelladas cardinales
Artículo siguienteLos cruceros turísticos
RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES