Intrigas en el Partido Popular y desazón en la Generalitat

Intrigas en el Partido Popular y desazón en la Generalitat
Rate this post

En relación al llamado caso Villarejo, ha llamado mucho la atención la disculpa con la que Pablo Casado premia la sinceridad de su colega de partido María Dolores de Cospedal por admitir sin ambages su implicación en la supuesta trama de grabaciones llevadas a cabo por el tan discutido inspector.

La política en España se ha convertido en un espectáculo poco edificante.

“La Sra. Cospedal no ha mentido como han hecho otras”, aseguró Casado a distintos medios de comunicación en defensa de la que gracias a ella él ocupa hoy la presidencia de su partido.

La diferencia entre las grabaciones aparecidas en las que figuran la fiscal Dolores Delgado y María Dolores de Cospedal resultan bastante notables. Mientras la primera, aunque criticada con razón por su pasividad y negativa, fue grabada en una reunión informal con otros distintos miembros en una sobremesa mientras aún no pertenecía a la ejecutiva del PSOE, la exvicepresidenta del PP, sin embargo, lo fue a título personal y en riguroso privado en las mismas dependencias de la sede en Génova, donde trató a través de la influencia ejercida por Villarejo en el seno del aparato judicial, retrasar, tapar y destruir pruebas que implicaban a su partido, a ella misma y a su marido en la ya tan conocida trama Gurtel, trabajo llevado a cabo por el inspector mencionado con cierto éxito y pagado, además, con dinero supuestamente público.

Si tal como afirma el sr. Casado, efectivamente, la sra. Cospedal, al contrario que otras, ha contado siempre la verdad, se supone que esa verdad también incluye todo lo aportado por las grabaciones ya conocidas en poder de Villarejo y descubiertas por los medios de comunicación. De modo que haber contado la verdad no la eximiría en absoluto de la culpa.

En cuanto al panorama político abierto en Cataluña a raíz de conocerse la tipología de los delitos de rebelión por los que la Fiscalía del estado acusa a los políticos catalanes todavía en prisión, las esperanzas mantenidas por la Generalitat se han visto duramente truncadas porque como la mayoría de la población de Cataluña, el President así mismo esperaba una condena mucho más benigna que los veinticinco años impuestos a Junqueras y los diecisiete a Carme Forcadell, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, respectivamente. Sin embargo y a pesar de que también son muchos años, la Abogacía del Estado solicita condenas apreciablemente menores, al considerar los delitos de los mismos acusados como delitos de sedición y no de rebelión.

En cualquier caso y por lo que muchos ahora temen, en Cataluña se abre un nuevo horizonte político incierto que pudiera degenerar en serias protestas de carácter civil en zonas no sólo urbanas sino también en pueblos del interior de Cataluña, sobre todo, a juzgar por las intenciones con las que algunas asociaciones juveniles, ligadas a los movimientos independentistas más radicales, pudieran ejercer en forma de sabotajes u otras formas de guerrilla urbana a entidades públicas y privadas de carácter indistintamente nacionales o extranjeras, etc.

zoilolobo@gmail.com

Resumen
Intrigas en el Partido Popular y desazón en la Generalitat
Título
Intrigas en el Partido Popular y desazón en la Generalitat
Descripción
En cuanto al panorama político abierto en Cataluña a raíz de conocerse la tipología de los delitos de rebelión por los que la Fiscalía del estado acusa a los políticos catalanes todavía en prisión
Autor
Kiosco Insular
El Caleidoscopio
Autor
Compartir en las Redes Sociales

Deje una réplica

Su correo electrónico no será publicado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.