domingo, agosto 7, 2022

Reflexiones

Un líder debe esforzarse por cumplir la fórmula de Kant y los tres principios del progreso: cultivarse, civilizarse, y moralizarse.

Hemos confundido progreso con aceleración

Estamos construyendo una sociedad rabiosamente narcisista. Hemos dejado en el camino lo que Orwell llamó» common decency«, la decencia común .

Solo desde la cultura y el conocimiento los humanos nos hacemos más sabios, más libres y mejores ciudadanos. Emerson, Rilke o Séneca no buscaban en los líderes y en los maestros solo palabras y consejos, sino coherencia (di lo que debes y haz lo que dices). Y sobre todo ejemplo. Tenemos que buscar la solución a nuestros desafíos en la sabiduría.

La condición humana a menudo transita por el reino de las apariencias.

«La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella.»

«Nunca discutas con un superior. Corres el riesgo de tener razón.»

«Acuérdate en adelante, cada vez que algo te haga estar triste, de recurrir a esta máxima: que la adversidad no es una desgracia, antes bien, el sufrirla con grandeza de ánimo es una dicha.»

«Es ridículo no intentar evitar tu propia maldad, lo cual es posible, y en cambio intentar evitar la de los demás, lo cual es imposible.»

«Recuerdo a los hombres famosos del pasado: Alejandro, Pompeyo, Julio César, Sócrates, y tantos otros; y me pregunto: Ahora ¿dónde están? ¡Cuánto han luchado, para luego morir y volverse tierra…! La vida no es sino un río de cosas que pasan y se pierden. Veo una cosa por un instante, y ya pasó; y otras y otras pasarán… Pronto me llegará la orden: -Te has embarcado; has navegado; has llegado; desembarca…»

«Tienes poder sobre tu mente – no sobre los acontecimientos externos. Date cuenta de esto, y encontrarás la fuerza.»

«El objeto de la vida no es estar en el lado de la mayoría, sino para escapar de encontrarse a sí mismo en las filas de los locos.»

«Si la fama llega después de la muerte, no tengo prisa en conseguirla.»

«No desprecies la muerte, acéptala de buen agrado, porque forma parte de lo establecido».

La muerte nos asusta, pero no podemos huir de ella. Alguien dijo alguna vez que la vida consiste en aprender a morir. Y en parte es cierto. Cuando llegue, más vale que estés preparado.

«Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no es la verdad.»

Tomás Cano Pascual

Asesor de líneas aéreas

Delegado para Europa de Air Panama

Fundador de Air Europa

Artículo anteriorLa culpa fue del chachachá
Artículo siguienteLigero de equipaje
RELATED ARTICLES

Los amigos

La culpa

Huele a chamusquina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Escasa devolución

Vaticano y Taiwan

Como puertas

Teotihuacán