viernes, junio 25, 2021
InicioEL RINCÓN DE CONFUCIOPolíticamente incorrecto

Políticamente incorrecto

Hoy en día resulta cansino el intentar hablar, escribir e incluso pensar

La nueva política, la post modernidad y la estulticia humana está consiguiendo que una inmensa mayoría de personas se auto censuren en sus expresiones habladas, escritas e incluso de pensamiento. Desde tiempos de las dictaduras europeas no se había vivido una situación semejante.

La progresía chancletera y los medios de comunicación que hacen de altavoces nos están metiendo en vena toda una sarta de soflamas que poco a poco van consiguiendo su objetivo, conseguir que, por nuestra boca, pluma o teclado salgan ideas distintas a las que pensamos.

Me explico:

Si usted es monárquico o simpatizante –juancarlista o felipista– no se le ocurra hablar en favor del régimen que de una forma u otra nos trajo las libertades que estamos disfrutando, en el periodo de paz más largo de la historia de España. Lo que está de moda es ser republicano, aunque éstos hayan olvidado interesadamente su historia, y que historias, de los años anteriores al golpe franquista.

Ya que hablo de España: España, palabra prohibida, simbología prohibida… Usted no puede decir que se siente español… es un facha. Usted no puede poner en su ventana una bandera española…algún tarado le romperá el cristal. Usted no puede usar en su vestimenta la enseña nacional… podrían matarle a patadas por fascista. Si pone una pegatina en su coche, uf, corre riesgo que se lo rayen.

Los golpistas catalanes, por poner otro ejemplo. Se tiene que perdonar y comprender que unos políticos que se pasaron las Leyes por donde la espalda pierde su casto nombre, deben ser amnistiados por el guaperas. Usted, contribuyente… y pobre que no lo sea, debe cumplir las leyes. El Imperio de la Ley debe estar separado de la política y así lo ha hecho saber el Supremo.

Los españoles debemos aceptar y comprender que los políticos gobernantes de comunidades como la vasca y catalana hagan lo que les salga de los timbales. Ambas comunidades, histéricas ellas, pretenden poner su bota sobre el resto de ciudadanos. Pero ojo, si nos quejamos…somos fascistas, intolerantes y antidemocráticos.

Estas comunidades históricas son especialistas en ponerse de perfil con las terribles experiencias vividas en Ceuta, Melilla o Canarias. Si se quejan los que reciben el flujo migratorio son llamados Xenófobos o racistas. Olvidan los burgueses catalanes o vascos todo lo que han mamado del Estado… y de la dictadura de Panchito Pantanos.

Ser políticamente correcto implica tener que aceptar una serie de premisas con las que no estoy dispuesto a transigir. Los catalanes independentistas deben cumplir sus condenas. Los pro etarras no deben formar parte de las decisiones del gobierno. El lenguaje inclusivo es un movimiento político.

Lo más grave: Si dices algo en contra del gobierno eres fascista. El amado líder siempre tiene la razón… da igual que sea “redondo” o que haya copiado su tesis… Siempre tiene la razón. Como dicen los católicos: ¡Amén! Pues conmigo va a ser que no. –Confucio.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Charlatanes Científicos

Mal empezamos

Cruz Roja en 2020

El colchón