miércoles, enero 19, 2022
InicioEL CALEIDOSCOPIOSalud, dinero y amor

Salud, dinero y amor

Excepto que todo parece fluir con normalidad, la verdad es que no me incomoda en absoluto nada de lo que, por el momento, acontece a mí alrededor. Y ese confort en el que me encuentro instalado ahora, tampoco refleja con exactitud la realidad cotidiana de una existencia temerosa de la amenaza de una nueva cepa de la Covida-19 que, al parecer, ya comienza a invadir el espacio aéreo de Europa y contra la que estamos obligados a tomar incómodas precauciones que algunos ya amenazan con rechazar en detrimento de los demás, entre los que yo mismo me incluyo.

También he decidido vacunarme contra la gripe, y lo he hecho con el mismo entusiasmo con que el próximo mes de enero también dedicaré para recibir la tercera dosis de Pfizer, con la esperanza de tratar de paliar el nuevo peligro que se avecina y que ya se cierne sobre todos aquellos que, como yo mismo, pasamos de los setenta años de experiencia en sustos continuos.

Las sorpresas y sobre todo los sustos no se han debido exclusivamente a aquellos fenómenos virulentos relacionados con la incidencia perniciosa sobre nuestra salud, -a la que consideramos nuestro más valioso patrimonio si lo relacionamos directamente con los otros dos que complementan los tres pilares de esa felicidad tan anunciada como son también el dinero y el amor-, sino que tales sustos se han debido, además, por la compleja situación en la que nos coloca la mala gestión política que propicia la oposición de este gobierno con su herrumbrosa demagogia parlamentaria además de sus manifiestas bravuconadas proferidas desde sus escaños más extremos de la derecha.

Desde que existe la llamada sociedad de consumo, salud, dinero y amor son considerados los tres pilares sobre los que descansa el concepto de felicidad que se nos suele atribuir y que choca frontalmente contra las razones que obligan desde siempre al hombre a luchar por alcanzarla.

El capitalismo que propicia esa sociedad de consumo no lo hace, ni mucho menos, en nuestro propio beneficio espiritual con tal de poder alcanzar la felicidad prometida, sino con la intención exclusiva de obtener la mayor renta posible a costa del segundo pilar sobre el que se asienta el modelo de bienestar que vende: el dinero

Dinero para poder comprar salud y también amor.

zoilolobo@gmail.com

Licenciado en Historia del Arte y Bellas Artes

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS PUBLICACIONES