¿Hasta cuándo el pacto en Canarias?

Algunos opinan que está tocado, otros todo lo contrario: en realidad, no hay motivos para romper

Ángel Víctor Torres ha dado prestigio al cargo de presidente, tras la desastrosa etapa de Clavijo. (A.Ch.)/Presidencia del Gobierno de Canarias.

Yo creo que no hay motivos para romper el pacto de Gobierno en Canarias, que fue una especie de todos contra Coalición Canaria, a la que dejaron tocada y hundida. Con la excepción de la consejera socialista de Sanidad, que pagó los platos rotos del descontrol inicial de la pandemia del  coronavirus, el Gobierno de Ángel Víctor Torres funciona, su entendimiento con Román Rodríguez parece evidente y Casimiro Curbelo, de momento, no presenta demasiados problemas a la actuación de sus compañeros; más que compañeros, aliados. Sin embargo, hay quien opina que, tras esta crisis, una parte del PSOE le va a pedir explicaciones a un buen presidente, Torres, por lo ocurrido con Teresa Cruz, que es una buena chica, aunque quizá no fuera la idónea para dirigir la sanidad en las islas. La verdad es que no la conozco, ni tampoco tengo elementos de juicio para ir más allá de un simple comentario con todas las reservas. Sostengo, eso sí, que Ángel Víctor Torres es un hallazgo para la política canaria, un hombre serio al que respeta la gente. Sostengo también que ha timoneado las crisis de incendios y pandemias con la habilidad de un político experto, sin serlo. Ni siquiera lo conozco, así que no saquen conclusiones apresuradas de estos comentarios elogiosos para un hombre que ha ennoblecido no poco la política canaria. Porque entre el chiquilicuatre de Fernando Clavijo y este hombre formado y responsable, no hay color. Hemos salido ganando. Canarias tiene muchos problemas y los que quedan por llegar, con el turismo a cero y las pymes y autónomos en quiebra o en graves dificultades, azotados por días y días de cierre. Vamos a ver qué medidas puede adoptar el limitado Gobierno regional y cuánto le puede exigir al de Madrid, pero me parece a mí que no es el momento de hablar de rupturas de pactos en Canarias, sino de trabajar unidos por recuperar los sectores afectados por una crisis sanitaria y económica sin precedentes, que ha acabado con cientos de miles de empleos. Incluso Casimiro Curbelo ha ido más lejos: “Si no nos hacen caso tendremos que pedir la independencia”.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.