Cuando la cumbre se tiñó de blanco

Foto de Renato Sensibili.

Carretera de acceso al Parador de Las Cañandas./Foto de Renato Sensibili.

Hacía tiempo que no disfrutábamos en la isla tinerfeña de una nevada tan intensa. Ni de una granizada que afectó, incluso, a la capital y a otros pueblos costeros, al margen de las zonas más altas de la isla.
Nevó en Vilaflor, en los altos de La Orotava, en los altos de Güímar y Arafo, casi en la cota de los 1.000 metros, en la cumbre de La Palma y en Tejeda, en Gran Canaria.
Un reportero gráfico, Renato Sensibile, se encontraba en el Parador de Las Cañadas cuando cayó en la zona una gran nevada, el viernes por la tarde. Tomó algunas fotos de los parajes teideanos llenos de nieve y nos las envió. Son preciosas y le agradecemos su amabilidad.

Seguir leyendo y ver reportaje

Seguir leyendo y ver reportaje

Compartir en las Redes Sociales

Leave a Reply

Your email address will not be published.